Un cliente, emocionado como un nene, nos dijo que quería hacer su nuevo sitio en flash.
—¿Por qué un sitio en flash? —preguntamos nosotros.
—Porque es moderno, atractivo y llama más la atención.

Tras varios pedidos del estilo, nos vimos ante la necesidad de escribir esta nota. La idea es realizar algunas observaciones del por qué una empresa no debería tener un sitio desarrollado enteramente en flash (esta noche los que tienen ese negocio nos van a esperar fuera de nuestra empresa con antorchas y horquillas).

Un sitio de estas características presenta varias desventajas para los usuarios en lo que respecta a la navegabilidad. Para empezar, si bien los prestadores de servicios de Internet han mejorado su velocidad de conexión, las páginas van a ser más pesadas y por ende lentas de cargar. Además, algo que no todos tienen en cuenta es que las páginas en flash no nos permiten volver sobre nuestros pasos para visitar las secciones que resultaron de nuestro interés, ya que el sitio web se reinicia desde el comienzo.

Más importante aún son las desventajas que tienen para los dueños del sitio web que, por priorizar la estética, dejan de lado los verdaderos beneficios de tenerlo. En principio, el contenido del sitio no se indexa en los motores de búsqueda, haciéndolo más difícil de rastrear y comprender, y en consecuencia reduciendo ampliamente la posibilidad de aparecer en los primeros lugares del mismo. Y si tenemos en cuenta que el 87,3%* de los usuarios los utilizan para llegar al contenido que están buscando, y la mayoría no pasa de la primera página de resultados, es evidente que no estar presente implica una potencial pérdida de visitantes.

Por otro lado, el contenido de un sitio en flash no puede ser compartido, perdiendo así la posibilidad de llegar a gente relevante que visitaría el sitio. Y, por último pero no menos importante, el sitio no aporta estadísticas de navegación de los usuarios, datos que serían muy útiles para mejorar las estrategias de marketing. Haciendo una analogía, podríamos decir que un sitio web es como la vidriera de un negocio, pero con la ventaja de que, como si fuera espejada, podemos observar desde el otro lado el comportamiento de nuestros visitantes.

Hoy en día el dinamismo que se conseguía realizando el sitio con flash puede lograrse con otras tecnologías de mayor efectividad. Con esto no queremos decir que un sitio no debería de tener nada de diseño flash, puesto que la herramienta puede ser útil para otras secciones, o para banners internos, así que los Diseñadores en Flash pueden quedarse tranquilos que van a seguir teniendo trabajo.

* Según el informe “Estado de Internet Argentina”, Noviembre 2010, realizado por ComScore

Fuente: nuestra propia experiencia.

 

Menú